Publicado el

Hacé tu propia granola!

Ingredientes

  • Almendras 1 taza
  • Nueces 1 taza
  • Avellanas 1/2 taza
  • Castañas 1/2 taza
  • Pasas de uva rubias y negras 1 taza
  • Coco rallado 1 taza
  • Copos de maíz 1 taza
  • Avena tradicional 3 tazas
  • Miel 1 1/2 a 2 tazas
  • Aceite de girasol o maíz 1/2 taza

Procedimiento

Andá precalentando el horno a temperatura media (170ºc).

Calentar la miel con el aceite a fuego muy bajo, sólo para que se funda bien. Si querés una granola más compacta ponele 2 tazas de miel, sino con 1 y ½ está bien.

En un bowl mezclá el resto de los ingredientes menos las pasas y el coco rallado. Los frutos secos podés picarlos groseramente si querés.

Agregale la mezcla de miel y aceite y revolvelo para que todo quede un poco humedecido.

Volcá todo en una asadera y esparcilo bien para que se cocine parejo.

Cocinalo de 20 a 25 minutos. Ahí agregale el coco y las pasas, mezclá todo y volvé a esparcirlo parejo.

Hornealo de 10 a 15 minutos más pero con cuidado que no se te tueste demasiado que puede llegar a tomar un sabor amargo.

Retiralo del horno, dejalo enfriar y guardalo en un frasco hermético. Así de fácil y tenés una granola riquísima y más económica que las que vienen en paquete.

Fuente: http://www.cocinerosargentinos.com/recetas-saludables/996/Granola-casera-para-el-desayuno.html
Publicado el

Lasaña de verdura sin pasta

 

En esta ocasión vamos a preparar una lasaña un tanto diferente a las que preparamos habitualmente, ya que vamos a sustituir las láminas de pasta por verduras, así tendremos una lasañas más rica y saludable.

Ingredientes:

– Un morrón rojo grande
– Un morrón verde grande
– Una cebolla grande
– Tres zuchinis
– Un par de tomates
– Aceite de oliva virgen
– Sal
– Remolacha

Te proponemos una receta que resulta muy original, ya que es una forma novedosa de preparar la lasaña sin emplear láminas de pasta para lasaña, ya que utilizaremos únicamente verduras de varios tipos para formar la lasaña.
Verás que es una receta muy saludable y realmente sabrosa, y que te permite sustituir o añadir verduras a la receta que te indicamos, ya que admite todo tipo de verduras en su preparación. Comenzamos con nuestra receta para que te animes a probarla, esperamos que te guste.

Preparación:

Para empezar vamos a preparar todas las verduras que emplearemos en la receta, y que son el ingrediente principal de la misma. Lavamos los pimientos, los tomates y los calabacines, y pelamos la cebolla, y al acabar vamos a cortar en rodajas la cebolla y los tomates, y los pimientos en tiras alargadas. Por último preparamos los calabacines, que cortaremos a lo largo, en forma longitudinal, en forma de láminas no muy gruesas. Cuando hayamos dejado las verduras bien cortadas, encendemos el horno y lo ponemos a 180ºC para que se vaya precalentando.

lasana-3

Tomamos ahora una fuente apropiada para el horno, sobre la que vertemos un chorrito de aceite de oliva y engrasamos bien el fondo de la fuente. Después colocamos varias tiras largas de calabacín en la base, formando una primera capa para la lasaña, y por encima vamos colocando tiras de pimiento, rodajas de cebolla y rodajas de tomate. Volvemos a poner otra capa de calabacín laminado, y después de nuevo entremezclamos cebolla, tomate y pimientos, y así vamos alternando capas de verdura hasta acabar con una de calabacines. El grosor de la lasaña dependerá de las capas de verduras que quieras poner y del tamaño de la fuente.

 

Al acabar, por encima de las verduras echamos un buen chorreón de aceite de oliva virgen, y después cubrimos con una buena capa de bechamel, que puede ser casera o comprada, teniendo en cuenta que si quieres usarla casera debes prepararla antes. Una vez que el horno alcance los 180ºC, metemos la fuente con la lasaña y horneamos unos 25 o 30 minutos, para que la verdura se hornee bien y la bechamel se gratine. Tras ese tiempo la lasaña debe quedar bien hecha, así que ya puedes servirla para disfrutar de la misma antes que se enfríe, o bien servirla más tarde pero calentándola antes de servir. Esta lasaña de verduras sin pasta te sorprenderá por su extraordinario sabor y su textura.

Fuente: pizcadesabor.com y lasañadeverduras.com/
Publicado el

Azúcar mascabado: ni rubia, ni morena…integral

Lejos de literales refinamientos, el azúcar mascabado pide pista entre azúcares y endulzantes. Integral, natural y orgánica en Argentina.

 Ella es única, con similitudes y diferencias respecto a sus pares; pero única al fin. La verdadera azúcar integral, sin grupo. Azúcar mascabado, así se dice (aunque también suele llamarse azúcar mascabo). Una estrella en potencia entre los endulzantes, pues aún se halla en pleno intento de saltar a la escena masiva, de copar las azucareras. Vea de qué va esta buena moza, y no tardará en invitarla a colmar la suya.

El juego de las diferencias

Lo cierto es que el azúcar mascabado no tiene ningún origen en especial; sino que proviene de la misma caña que la archiconocida azúcar rubia. Sin embargo, el quid de la cuestión pasa por su proceso de obtención, allí radica la principal y crucial diferencia. Esa que se percibe a simple vista: nuestra protagonista no es blanca. No, no. Aunque tampoco morena… Sin embargo, tanto el azúcar mascabado como el azúcar negra tienen gran cantidad de melaza, esa sustancia residual amarronada, de textura espesa, que se obtiene como residuo de la cristalización del jugo de caña. ¿Entonces? ¿Por qué no son iguales? Porque la morena no es más que azúcar refinada con una dosis de melaza a cuestas; mientras que el azúcar mascabado contiene melaza en su propia constitución. Su condición de azúcar no refinada, integral, lo explica todo. Pues su fabricación implica la “cocción” del jugo de caña hasta su cristalización, sí, con residuo de melaza incluido. De modo que, una vez evaporado todo líquido, se obtiene un bloque sólido, cristalizado, listo para ser molido y convertido en azúcar mascabado.

Dulce que te quiero dulce

Claro que las diferencias hasta aquí expuestas también se hacen sentir a la hora del consumo: de aroma y sabor particulares, además de una textura ciertamente “pegajosa” -producto de la humedad contenida-, el azúcar mascabado le da su toque personal a infusiones y recetas. Claro que sí, esta doña también es bienvenida a la hora de preparar galletas dulces, bizcochuelos o postres. Y con una linda yapita a cuestas: al ser no refinada, no ha perdido gran cantidad de nutrientes en el camino. Sino que, al ingerirla, estaremos incorporando minerales y vitaminas propios del jugo de caña, tales como magnesio, hierro, calcio, potasio, calcio, y algunas vitaminas del complejo B; además de antioxidantes. Una joyita.

Misión mascabada

La pregunta es, ¿de dónde proviene este diamante en bruto? El azúcar mascabado es originario de Isla Mauricio, República insular africana situada en el suroeste del océano índico. Recóndito origen si los hubo, sí. Aunque no lo suficiente como para que esta perla azucarera brillara por su ausencia en suelo nacional. Claro que no. El azúcar mascabado fue introducido a nuestras tierras por los Jesuitas. Siendo la provincia de Misiones, precisamente, la principal productora argentina de esta variedad. Y qué productora…Allí, un grupo de productores orgánicos elaboran azúcar mascabado en forma artesanal. Así es, sin uso de agroquímicos (léase fertilizantes, herbicidas y/o pesticidas). Lo que aporta, a lo bueno del producto en sí, las bondades de una producción orgánica que no se priva de cuidar y respetar el medio ambiente. Cultivos sanos, tratados con procesos agroecológicos, parecen ser el punto clave de “Tierra Fértil”: emprendimiento que cuenta con seis hectáreas destinadas tanto a cultivos orgánicos propios como de productores locales. Y la producción no se queda atrás. Pura artesanía que comienza con la extracción del jugo de caña (a través de trapiches de madera), continúa con la cocción a fuego lento y, previo enfriamiento en bateras, acaba con la molienda. Así es el proceso en “Tierra Fértil”, en el sur misionero, a 30km de San Javier, en la zona rural de Dos Arroyos, allí donde abunda el suelo bueno y sano, aquel no ha sido utilizado para la, tantas veces, dañina agricultura tradicional. Tierra fértil, sí, como su nombre lo indica, y en el más puro de los sentidos. Ese valor agregado a la hora de producir, y a la hora de saborear el producto final.

¿Será que el azúcar mascabado llegará, algún día, a plantar bandera en las góndolas de todo los supermercados? Por el momento, viene silbando bajito en casas naturistas; aunque con paso firme y decidido. Solo resta rendirse a las mieles y el dulzor de tamaña convicción.

Fuente: http://pulperiaquilapan.com/
Publicado el

Ensalada para el verano

Prepara esta saludable y colorida ensalada de verano. Tiene un delicioso y cremoso aderezo que es ideal para acompañar cualquier ensalada.
Esta ensalada es perfecta para una comida con la familia.
Es fácil y rápida de hacer.

Ingredientes

187. de gramos de Yoghurt Estilo Griego
3 cucharaditas de jugo de limón
1 diente de ajo
60 de gramos de queso parmesano o  de rallar
15 gramos de mostaza Dijon
15 gramos de alcaparras
2 cucharadas de aceite de oliva
sal y pimienta a ,gusto
750 gramos de espinaca
remolacha
1 zanahoria
1/4  de col morada
125 gramos de garbanzo drenados y enjuagados
1 pimiento amarillo

Preparación

Corta la espinaca, previamente lavada, en trozos medianos.
Pela la zanahoria y la remolacha.
Córtalos en tiras delgadas.
Puedes usar una mandolina o un ralladora si prefieres.
Corta el resto de la verdura en tiras delgadas y acomódalas en un plato.
Para el aderezo; Coloca el yogurt en la licuadora y agrega, el jugo de limón, el ajo, el queso , la mostaza , las alcaparras y un poco de sal y pimienta.
Sin dejar de licuar, agrega el aceite de oliva. Vierte el aderezo en un frasco y sirve junto con la ensalada.
Fuente: http://www.kiwilimon.com/
Publicado el

Falsos mitos sobre los cereales de desayuno

Los cereales de desayuno tienen mucho azúcar. FALSO!

 

Los cereales de desayuno tienen principalmente hidratos de carbono complejos que aportan energía al organismo.

El contenido en hidratos de carbono simples (azúcar) de los cereales es bastante variable, depende de los ingredientes que se le añadan: chocolate, frutas, azúcar, miel, etc. Normalmente los cereales infantiles, para conseguir la aceptación de esta población, suelen ser chocolateados, azucarados o con miel por lo que las cantidades de azúcar comparadas con los cereales de desayuno para adultos son un poco mayores.

Generalmente, una ración de consumo, aporta una media del 5% al 7% de la cantidad diaria orientativa (CDO) y para los cereales infantiles rondan el 10% de las CDO constituyendo normalmente una pequeña parte del azúcar de la dieta mientras que aportan vitaminas y minerales.

Por ejemplo, una ración (30g) de cereales Special K Classic aporta 7g de azúcar menos cantidad que una cuchara de postre que solemos tomar para endulzar un café.

copos-maiz

 

Los cereales de desayuno tienen muchas calorías. FALSO!

Todos los alimentos tienen nutrientes en su mayor o menor medida y según la cantidad en que se encuentren sus macronutrientes proporcionarán unas calorías u otras.

Así, los hidratos de carbono proporcionan las mismas calorías que las proteínas y menos que las grasas.

En el caso de los cereales de desayuno, lo que determina su valor calórico son principalmente los hidratos de carbono aunque también influyen el contenido en otras sustancias que se añaden como frutas, chocolate, azúcar, frutos secos, miel, etc.

Una ración de cereales estándar* aporta 113 Kcal proviniendo la mayor parte de su energía 92kcal = 23g del almidón, hidrato de carbono complejo, y apenas contiene azúcares simples ni grasas

Los hidratos de carbono no son adecuados para realizar una dieta. FALSO!

Los hidratos de carbono no se deben eliminar de la dieta independientemente de que se quiera perder peso, ya que constituyen la base de una alimentación variada y equilibrada.

No desayunar, o desayunar poco, me ayuda a perder peso o sentime mejor. FALSO!

El desayuno es la primera comida del día después de estar toda la noche sin ingerir ningún alimento. El desayuno te permite tener la energía adecuada para llevar a cabo las actividades diarias.

Además tiene otros beneficios: las personas que desayunan tienen una mejor calidad global de la dieta ya que los nutrientes que no se ingieren en el desayuno, frecuentemente no son compensados durante el resto de comidas del día; tienen menor riesgo de sobrepeso y obesidad, tienen un mejor rendimiento físico e intelectual y su nivel de bienestar general es mayor.

Un desayuno completo ha de estar formado por:

• Cereales: tienen hidratos de carbono que aportan energía y otros nutrientes como vitaminas y minerales

• Lácteos: aportan proteínas, grasas, vitaminas y calcio

• Fruta: aporta vitaminas y minerales, fibra, antioxidantes, etc.

mix-cereales

Saltarse una comida adelgaza. FALSO!

No es recomendable hacerlo porque así se llega con más hambre a la siguiente ingesta y se realizan comidas más copiosas, produciéndose el efecto contrario al deseado.

No se deben cenar hidratos de carbono. FALSO!

No es cierto que el consumo de hidratos de carbono por la noche engorde más o menos, no existe evidencia científica consistente que demuestre este hecho. Los hidratos de carbono y las proteínas aportan las mismas calorías: 4 kcal por gramo y las grasas 9 kcal y esto es independiente del momento del día en que se consuman.

Mezclar hidratos de carbono y proteínas en la misma comida engorda. FALSO!

El ser humano puede digerir y asimilar dietas con grandes porcentajes de proteínas y de hidratos de carbono. Las enzimas que se encargan de la digestión son muy específicas y nada prueba que la digestión de los hidratos de carbono se vea perturbada por la presencia de proteínas o viceversa.

Además, en la naturaleza hay alimentos que combinan proteínas e hidratos de carbono como las legumbres. 1 gramo de hidratos de carbono y 1 gramo de proteínas aportan las mismas calorías: 4 kcal.

Los alimentos integrales adelgazan. FALSO!

Estos alimentos contienen mayor cantidad de fibra que los alimentos refinados por lo que proporcionan una mayor sensación de plenitud. Esto ayuda a controlar el apetito y por tanto el peso, pero no adelgazan, así que no se puede decir que existan alimentos adelgazantes.

Tomar fruta después de comer engorda. FALSO!

La fruta de consumo más habitual aporta unas 50 Kcal/100 g. Nuestro organismo no computa las calorías de un alimento de diferente modo si se toma antes o después de otro alimento. No obstante, en ocasiones se recomienda el consumo de fruta antes de la comida ya que el poder saciante de la fibra puede ayudar a que se coma menos y, de ese modo, se tomen menos calorías.

Light es sinónimo de alimento sin calorías. FALSO!

Según la legislación vigente, los productos light deben aportar como máximo 1/3 de las calorías del alimento “no light”. Esto significa que aunque aporten menos calorías que el producto original, siguen teniendo un aporte calórico.

Las dietas basadas en el consumo de un único alimento son efectivas. FALSO!

El consumo elevado de un alimento o grupo de alimentos ofrece una rápida pérdida del peso corporal pero a costa de producir desequilibrios en el organismo. En estas dietas predomina un macronutriente y suelen ser muy monótonas, poco apetecibles e imposibles de mantener a largo plazo.

Por ello, se opta por comer menos y se disminuye el peso como consecuencia de una baja y poco saludable ingesta de calorías. Se adelgaza a expensas de perder líquidos, minerales y, en menor proporción, proteínas y algo de grasa. Cuando se finaliza la dieta suele producirse el efecto rebote: se vuelve a recuperar el peso perdido e incluso puede llegar a aumentarse.

Las grasas trans y/o hidrogenadas son ingredientes artificiales. FALSO!

Estas grasas se añaden a los alimentos para mejorar su sabor y textura, prolongar su conservación haciéndolos más resistentes a la oxidación y evitar el sabor a rancio. Se obtienen sometiendo a la grasa insaturada a un proceso industrial de hidrogenación que la hace más sólida, lo que origina la aparición de los ácidos grasos trans. Por ello, las grasas trans están principalmente en alimentos procesados, aunque también hay grasas trans de forma natural en algunos alimentos como la leche. Por tanto, no todas las grasas trans aparecen tras un proceso industrial.

En cualquier caso, es recomendable reducir al máximo la ingesta de grasas trans en la dieta porque aumentan la concentración de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y disminuyen las lipoproteínas de alta densidad (HDL) en la sangre, elevando el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Beber agua en las comidas engorda. FALSO!

El agua no contiene calorías ya que no aporta macronutrientes ni energía a nuestro organismo, por lo tanto no puede engordar.

Los diabéticos no pueden tomar cereales, ni otros alimentos con alto contenido en hidratos de carbono. FALSO!

Los diabéticos tienen resistencia o no producen suficiente insulina, que es la hormona que introduce la glucosa en las células, por lo que, tras la ingesta de un alimento, la glucosa no entra en las células y se produce un exceso de glucosa en sangre.

Ciertos alimentos contribuyen a que haya más glucosa disponible en un periodo de tiempo más corto una vez son ingeridos (alimentos ricos en azúcares simples o de absorción rápida) como por ejemplo los caramelos. Sin embargo, hay otro tipo de alimentos cuyos azúcares se absorben paulatinamente (alimentos ricos en azúcares complejos o de absorción lenta), como los cereales de desayuno, la pasta y el arroz.

Se suele pensar que un diabético debe tener una ingesta exenta de todo tipo de azúcares cuando en realidad, siempre que lleven un buen control insulínico, pueden consumir prácticamente con normalidad los alimentos con un alto contenido en hidratos de carbono, aunque deberán de tener especial cuidado con aquellos que sean de absorción rápida.

De hecho, los hidratos de carbono han de constituir la base de la alimentación del diabético debiendo aportar más del 55-60% de la energía diaria, preferiblemente eligiendo los hidratos de carbono complejos y los que son ricos en fibra.

Los celiacos no pueden tomar cereales de desayuno. FALSO!

Los celíacos tienen intolerancia a las proteínas que forman el gluten, la gliadina y la glutenina. Éstas, existen en todos los cereales a excepción del maíz, arroz, sorgo y mijo.

Normalmente los cereales más utilizados para la fabricación de cereales de desayuno son el trigo, el maíz, el arroz y la cebada. Por lo tanto, un celíaco si que puede tomar cereales de desayuno. Se trata de que elija aquellos que no tiene las proteínas que constituyen el gluten como los cereales de desayuno de maíz o arroz.

Realidades sobre los cereales de desayuno

Desayunar mejora el estado nutritivo y el rendimiento a lo largo del día. VERDADERO!

Desayunar ayuda a tener ingestas más altas de la mayor parte de los nutrientes que el organismo necesita a lo largo del día. La dieta global de las personas que desayunan es de mejor calidad que la de los que no lo hacen: suele ser una dieta con menos grasa, más rica en hidratos de carbono, fibra y vitaminas y minerales.

Diferentes estudios muestran los beneficios del hábito del desayuno. Aquellas personas que desayunan tienen un mejor rendimiento físico e intelectual que las que no lo hacen. El desayuno es la primera comida del día, aporta energía y nutrientes necesarios para realizar las actividades diarias.

Los cereales de desayuno mejoran el aporte de vitaminas y minerales de la dieta. VERDADERO!

Si. En principio una alimentación variada y equilibrada es suficiente para cubrir las necesidades de vitaminas y minerales.

Sin embargo, la alimentación que se sigue hoy día no es adecuada, la ingesta media de alimentos de los españoles se encuentra descompensada, se consumen muchas grasas y proteínas y pocos hidratos de carbono, frutas, verduras y hortalizas. Además se consumen más alimentos procesados, precocinados y se realizan más comidas fuera del hogar, siendo deficitaria la ingesta de determinados nutrientes esenciales como vitaminas y minerales, por ello, para asegurar la ingesta adecuada de algunos micronutrientes es bueno tomar cereales de desayuno enriquecidos.

Se pueden tomar cereales en otros momentos del día. VERDADERO!

Los cereales de desayuno pueden ingerirse en cualquier momento del día.

Tomarlos a media mañana y/o merienda es una buena opción para alcanzar las recomendaciones diarias de hidratos de carbono y aportan vitaminas y minerales por lo que será más fácil llegar a las cantidades diarias recomendadas de las mismas. Además, el consumo de cereales facilita el consumo de lácteos para acompañarlos con lo que se favorece la ingesta de las recomendaciones de calcio.

Por otro lado, otra buena opción a pesar de la creencia popular, es ingerirlos en la cena ya que se evita consumir otros alimentos más calóricos y se consumen otros nutrientes (hidratos de carbono, calcio, vitaminas,…) y (fibra alimentaria) que no se hayan ingerido durante el día.

Además por la noche no van a aportar ni más ni menos calorías que durante otro momento del día y al estar compuestos principalmente por hidratos de carbono complejos, la glucosa se irá liberando lentamente a sangre aportando durante más tiempo alimento a las células principalmente en el cerebro, cuya alimentación exclusiva viene de la glucosa.

Fuente: http://www.asociacioncereales.es/
Publicado el

Ensalada de pasta capresse

ensalada-de-pasta-caprese-pTiempo de preparación: 7 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Personas: 2

INGREDIENTES:

  • 150g de mostacholes
  • 50g de mozzarella
  • 8 tomates cherry
  • hojas de albahaca
  • semillas de amapola (opcional)
  • sal
  • aceite
  • agua

ELABORACIÓN:

  1. Ponemos la pasta a cocer en una olla con agua, un chorrito de aceite y sal durante 10-12 minutos. Pasado ese tiempo la escurrimos y en este caso lavamos la pasta.
  2. Cortamos los tomates cherry por la mitad. Troceamos en dados la mozzarella y dejamos escurriendo mientras cuece la pasta.
  3. En un bol mezclamos las hojas de albahaca picadas con aceite y un poco de sal. Trituramos bien.
  4. Para emplatar ponemos la pasta, los tomates y la mozzarella por encima. Lo aliñamos con el aceite que hemos preparado y colocamos unas hojas de albahaca y unas semillas de amapola(opcional) por encima para decorar.

* No he puesto fotos del paso a paso porque realmente es muy sencillo, creo que se entiende perfectamente.

* Creo que también podía ser interesante en esta ensalada sustituir los tomates por frutillas o cerezas, habrá que probar.

ensalada-de-pasta-caprese-l

Fuente: http://www.oletusfogones.es/

Publicado el

La importancia de los cereales en la alimentación

Los cereales pertenecen a la familia de las gramíneas, los granos de estas son la base de nuestra alimentación. Los cereales contienen almidón que es la fuente de calorías más importante consumida por el ser humano, siendo un constituyente imprescindible desde el punto de vista nutricional.

Entre los hidratos de carbono, las proteínas, lípidos y sales minerales, los cereales también contienen fibras.
Algunos de los cereales más comunes son el centeno, el maíz, la avena, la cebada y el trigo, siendo todos ellos portadores de gran cantidad de aportes nutricionales, vitaminas y proteína.

Tipos de cereales, integrales y refinados

Se llama cereales refinados a aquellos que se les ha quitado el salvado y el germen que son precisamente estas partes las más densas en nutrientes y las que contienen la fibra, algunos de estos los encontramos en el pan blanco, el arroz blanco y la harina blanca.

Debido a esto es más beneficioso y saludable es consumir cereales integrales.
Dos tipos de fibras, solubles e insolublesgranola
Las fibras ayudan a eliminar toxinas acumuladas en el intestino, su consumo evita problemas como el colesterol en la sangre, también evitan la formación de varices y hemorroides. También se usan para tratar la diabetes.

Su consumo ayuda a evitar la aparición del cáncer de cólon. También favorecen el tránsito intestinal.

Las fibras solubles se disuelven en agua, las podemos encontrar en el salvado de avena y en las legumbres, ayudan a reducir la absorción de azúcares y grasas. También ayudan a regular la función intestinal.

A diferencia de las fibras solubles, las no solubles no se llegan a disolver en agua. Las podemos encontrar en los cereales integrales, en el salvado de trigo, en el pan y en las semillas comestibles. Su función es ayudar a estabilizar la flora intestinal así como la regulación del funcionamiento de nuestro organismo.

La introducción de los cereales en la dieta debe llevarse a cabo de forma gradual, ya que si lo hacemos de golpe, este cambio en la alimentación puede llevar a generar problemas. También es importante tener en cuenta la posibilidad de padecer alergia a los cereales, de modo que si introducimos estos de forma gradual podremos observar con mayor exactitud si nuestro hijo es alérgico.

La fibra es fundamental en la alimentación, es por ello que debemos tomarla pero de forma natural, a través de alimentos como las verduras, legumbres, cereales y frutas.

almohaditas_frutilla

La importancia de los cereales en la alimentación

El desayuno
Es muy importante y recomendable el consumo de cereales durante el desayuno, ya que debido a sus contenidos, al ser esta la primera comida del día, aportarán la energía suficiente para las primeras horas del día. Si añadimos leche a los cereales, administraremos la cantidad necesaria de calcio tan necesarios para el desarrollo y mantenimiento de los huesos.

La base principal de la alimentación deben ser las verduras, frutas y cereales, seguidos en cantidades inferiores de los lácteos, y por último carnes de forma más puntual.

Los cereales aportan a nuestro organismo minerales como el hierro, fósforo o zinc, vitaminas de los grupos A y B y proteínas.

Nos proporcionan carbohidratos, tienen un nivel muy bajo en grasas y son muy importantes tanto para la formación como el crecimiento de huesos y músculos.

 

Fuente: http://www.hijosyalimentacion.com/
Publicado el

Jugo de apio y manzana verde para desintoxicar los riñones

Jugo de apio y manzana verde para nuestra salud renal

Algo que debemos tener muy en cuenta es que, a la hora de atender a nuestros riñones, no basta con beber agua o cuidar de que nuestra alimentación sea baja en sodio.

Necesitamos determinadas vitaminas y, ante todo, un buen aporte de antioxidantes con los cuales, mejorar su funcionamiento y el correcto filtrado de la sangre. Por ello, es recomendable consumir frutas y vegetales frescos, a ser posible, orgánicos.

Un momento importante del día en el que atender de nuestra salud hepática es durante el desayuno. Empezar la jornada con un licuado lleno de nutrientes, vitaminas y antioxidantes es muy importante para depurarlo y permitir así su óptimo funcionamiento.

Te explicamos ahora por qué en nuestra bebida matinal deberíamos incluir estos dos ingredientes: manzana y apio.

El apio, un potente antiinflamatorio

Uno de los vegetales con mayor acción antiinflamatoria es el apio. Gracias a sus enzimas y sus minerales,  es un alimento idóneo para pacientes con ácido úrico o con problemas de infecciones de orina.

  • El apio, además de ser muy rico en agua, es rico en vitaminas del grupo A, B, E y C, así como minerales indispensables para el organismo como hierro, potasio, cinc, fósforo, azufre, cobre, aluminio y manganeso.
  • Si nos acostumbramos a tomar de forma regular este jugo de apio y manzana verde, conseguiremos también reducir la hipertensión y el colesterol elevado, dos enemigos de la salud renal.
  • Este dato es interesante: las semillas de apio tienen aceites esenciales (limoneno y selineno) y su raíz, asparagina.

Estos dos componentes tienen un alto poder depurativo y diurético, ideal para eliminar impurezas y las clásicas retenciones de líquidos que aparecen cuando tenemos algún problema renal.

  • El apio es muy recomendable a la hora de tratar cálculos de vesícula y riñón, ya que nos ayuda a eliminar la acumulación de arenilla.

Manzana verde: nutritiva y desintoxicante

En nuestro jugo vamos a añadir una manzana verde con su piel. La cáscara de las manzanas contienen pectina, un tipo de nutrientes muy adecuado para tratar la inflamación y cuidar de la salud renal.

  • Las manzanas, además, son ricas en fibras solubles, lo cual nos ayuda a mantener un equilibrio natural de los niveles de azúcar en sangre, y reduce a su vez el nivel de colesterol.
  • Otro dato interesante sobre las  manzanas es su poder desintoxicante, una propiedad que consigue gracias a la cisteína.

Al igual que el apio, la manzana verde nos va ayudar a reducir la tensión arterial. Así pues, es importante encontrar en nuestros mercados frutas y vegetales que sean de origen orgánico para que podamos beneficiarnos de las propiedades naturales de estos alimentos.

apio-para-adelgazar-2-500x334

Cómo preparar mi jugo de apio y manzana verde

Ingredientes

  • 1 rama de apio
  • 1 manzana verde
  • 1 vaso de bebida vegetal (leche de arroz, de avena o de almendras) (200 ml)

Preparación

  • Lo primero que vamos a hacer es lavar bien la manzana verde y el apio. A continuación, cortamos la manzana en cuatro partes y retiramos las semillas del centro.
  • Cortaremos también la rama de apio en varias partes.
  • Nos vamos ya a la batidora. Si lo prefieres, para facilitar el licuado, empezaremos introduciendo la manzana y el apio. Una vez hayas obtenido una mezcla homogénea, añade ya la bebida vegetal que hayas elegido.
  • Consigue una bebida bien uniforme y llévala hasta tu vaso favorito. Si lo deseas, puedes endulzar este jugo de apio y manzana verde con un poco de miel. No le añadas nunca azúcar blanco.

Para cuidar de tu salud renal, sería adecuado que tomaras este jugo entre 3 y 4 veces por semana en tu desayuno.

Fuente: https://mejorconsalud.com/